23/07/2017

Articulos - Forense

En un encuentro realizado entre supervisores, hemos detectado cierta desinformación en relación a qué es una supervisión, cuáles son sus alcances, qué tópicos deberían abarcar y cuál es el marco ético de la misma. Es por ello que hemos redactado este trabajo a fin de ilustrar, y así aclarar conceptos, erróneos sobre cómo debe desarrollarse una instancia de supervisión, en este caso centrándonos en la tarea pericial.

La supervisión pericial-psicológica consiste en orientar al psicólogo forense. Toda supervisión, en el ámbito en que se desarrolle, se trata de una mirada superadora. Esta mirada superadora se basa en que el supervisor proporciona un análisis objetivo al situarse fuera del vínculo transferencial establecido entre el supervisando y su entrevistado. Este espacio, sumamente enriquecedor, no debería ser vivido como una relación asimétrica de superioridad, sino de aprendizaje.

Dicho todo lo anterior, es importante resaltar que no se trata de confeccionar el trabajo del colega, sino de supervisarlo: corregirlo, ampliarlo, debatir puntos de conflicto, proporcionar información, y por sobretodo analizar la coherencia interna que debe tener un informe pericial o bien una respuesta a impugnación.

En el ámbito pericial podemos diferenciar 3 momentos de consulta, asesoramiento y / o supervisión que son: La realización del psicodiagnóstico forense, La orientación sobre el material psicológico obtenido y la orientación respecto a la contestación de pedidos de impugnación y / u observaciones.

A continuación, se detallan los 3 momentos en que es conveniente supervisarse:

- La realización del psicodiagnóstico forense (previo a la pericia): Se trata de asesorar en la conformación de una batería psicodiagnóstica apropiada para el caso (tipo de entrevista, anamnesis, técnicas de evaluación de la personalidad e inventarios más pertinentes). Entendemos que una batería apropiada lleva un trabajo previo de conocer a fondo el expediente, así como en el tipo de juicio para el que se está trabajando ya que no es lo mismo cuando se dirimen cuestiones de familia, que cuando se trata de un accidente, o un caso de burn out, o bien la peritación de menores (cuando no se tiene suficiente experiencia), o de personas con deficiencias auditivas, visuales, etc.
Por otro lado, es imprescindible dotar al supervisado de elementos que hacen a la articulación de dos Ciencias: El Derecho y La Psicología.

- Orientación sobre el material psicológico obtenido (posterior a la pericia y antes de entregar el informe en el juzgado): Se trata del análisis de la batería psicodiagnóstica administrada, así como también, la elaboración del dictamen pericial, en donde se tiene en cuenta no solo el fuero en que se tramita si no la utilización de los baremos y todas las pautas formales que debe contener un Psicodiagnóstico Forense.

- Orientación respecto a la contestación de pedidos de impugnación y / u observaciones (luego de que llegue la o las impugnaciones): Es común que los dictámenes sean impugnados por alguna de las partes o ambas, siendo este uno de los escollos que más preocupación generan en el profesional actuante. La supervisión en este sentido consiste en un asesoramiento específico que permita contestar con rigurosidad científica lo requerido, entendiendo que esto forma parte también del proceso pericial y que la seriedad y solvencia que le demos a nuestras respuestas también van a dar mayor peso al Dictamen pericial psicológico presentado.
En cuanto a la modalidad de las supervisiones individuales es importante aclarar que son de una duración de aproximadamente una hora, en donde se trabajara sobre lo requerido por el supervisado, teniendo en cuenta los alcances y objetivos mencionados de toda supervisión.


Es pertinente señalar lo que no es una supervisión. En principio, si bien es un espacio de formación, la supervisión no es una clase propiamente dicha; no es un espacio de procesamiento de técnicas, sino de interrelación de los indicadores de las mismas; no es un espacio en el que se abordarán cuestiones básicas como los roles del psicólogo en el ámbito judicial ni cuestiones procesales, aunque puedan despejarse ciertas dudas que surjan de la experiencia; no es un espacio en el que el supervisor hará en lugar del supervisante sino con el supervisante, en el que éste último despejará dudas, e irá construyendo su propia experiencia con vistas a internalizar la aplicación de conceptos teóricos aplicados a la práctica, con la meta de lograr con el tiempo suficiente experiencia como para realizar por sí mismo la tarea sin necesidad de ayuda, salvo en casos de extrema dificultad o en los que siente que por motivos personales que no logra objetividad, ya que somos personas y podemos perder la perspectiva frente a puntos ciegos o identificaciones.

Es importante entender que en una hora de supervisión es imposible procesar técnicas y luego supervisar sus resultados a fin de articularlos en pos de responder los puntos periciales. En esos casos el espacio adecuado sería tomar clases de las áreas en que el supervisante no tiene suficiente formación, e incuso es lícito que esto sea solicitado conjuntamente, pero diferenciando la hora o el espacio temporal en que se realiza la clase del que es utilizado para supervisión propiamente dicha.

Aunque parezca un “detalle” o discriminación innecesaria, no lo es, porque de no realizarse, comienza a deformarse el significado de la supervisión y sus objetivos.

Si somos supervisores consecuentes, es necesario situar el encuadre y el objetivo de la supervisión, de lo contrario contribuiremos a una información errona e indiscriminada.

Si porque el tiempo es acuciante hacemos en lugar de nuestro supervisante, lo único que lograremos es que no transite su propia experiencia, que sea dependiente de estos espacios.

Nada más lejos de los objetivos de la supervisión como herramienta técnica de la Psicologia.


Lic. Sandra V. Abudi. (PSICOLEX)
Lic. Andrea C. Mele. (PSICOLEX)
Lic. Julieta L. Cortina (ESTUDIO PERICIAL CABILDO)
Lic. Liliana S. Manfroni (ESTUDIO PERICIAL CABILDO)

Comentarios

© 2019 PSiembra. Todos los derechos reservados.
Desarrollo WEBTOM